El futbol mexicano pierde entre 80 y 90 millones de dólares por la cancelación del torneo. Latinus_us.